CAMISETA_CCTVa

CCTV

Intervención urbana, 2008. Creación de señalética específica de advertencia al ciudadano de la existencia de cámaras filmando durante su viaje por las rampas automáticas de casco medieval de Vitoria-Gasteiz. Junto a la artista mexicana Natalia Aragón. 

“La vigilancia es un poder destinado a educar a las personas para que cumplan normas, leyes y ejercicios con la voluntad de quien detenta el poder” M. Foucault.

La vigilancia actúa sobre el cuerpo de los individuos, sus gestos, sus discursos, sus actividades su aprendizaje y su vida cotidiana en general.
La vigilancia, puede darse a través de varios elementos; algunos de ellos extraídos y educados para ser insertados dentro de la misma sociedad de que son parte (como policías, guardias, civiles, etc.) otros son de carácter tecnológico como las cámaras, (que pueden ser de tráfico, de vigilancia de bancos, de instituciones gubernamentales, instituciones privadas y ahora en monumentos y calles transitadas con frecuencia). Estas cámaras posicionadas en la ciudad, permiten de un modo discreto mantener cierta coerción dentro de la masa social; un poco recordando y basándose en el panóptico de Foucault donde se advierte toda una compleja estructuración de la ciudad para ser vista desde fuera hacia adentro (como un anillo, todo hacia el centro), y con una sola vista hacia fuera para que ningún agente externo incida de modo agresivo/subversivo en ella;  dan cuenta de la cotidianidad por la que nos movemos, nos sabemos observados pero no sabemos desde donde y cuando, por lo tanto nuestro comportamiento esta regulado y supeditado a normas establecidas por el aparato de estado.

La intervención en las rampas automáticas del casco histórico de Vitoria-Gasteiz, trata de avisar a los usuarios de la calle, los transeúntes, los ciudadanos en general; que están siendo filmados, observados, vistos, controlados. Es a través de la señalética que se lograron una serie de imágenes y elementos que pretenden  mezclarse con los signos ya establecidos en la ciudad, que servirán para mantener sobre aviso a las personas por donde pueden transitar libremente sin ser captados por el ojo coercitivo. Es también una invitación para pensar en re-significar en donde termina nuestra privacía y se vuelve público nuestro vivir…